Fotografías del Camino de Santiago 2014

II JORNADAS JACOBEAS “VÍA AUGUSTA” CENTRO ASOCIADO UNED SEVILLA
santi

logo_uned_sevilla_peq.png

Los días 14 y 15 de marzo han tenido lugar en el Centro Asociado de la UNED en Sevilla las II Jornadas Jacobeas sobre el “Camino de Santiago”, o más bien “los Caminos”.

Esta actividad de Extensión Universitaria, dotada de créditos para el alumnado UNED, cumple su segunda edición. Como ya sucedió el año pasado, la Dirección y Equipo Directivo del Centro de la UNED se han volcado en la organización de la misma. Asimismo, han tenido una vez más el eficaz apoyo de miembros de la Asociación Gaditana Jacobea “Vía Augusta”, que con su Presidente, Luis Taboada, al frente, y la presencia de unos 18 socios, han colaborado especialmente en aspectos organizativos de la etapa caminera del sábado quince de marzo.

Las Jornadas han consistido en una primera sesión, el viernes 14, de dos conferencias sobre temas jacobeos, y el sábado 15 la realización de un tramo de la tercera etapa de la Vía de la Plata a pie.

La matriculación en la actividad ha sido de 99 personas, todo un éxito de participación, lo cual demuestra tanto el buen hacer del Equipo Directivo del Centro, como la predisposición del alumnado y su buen recuerdo de las Jornadas del año anterior.

Abrió la actividad el conferenciante Antonio Miranda Sánchez, que fue Secretario de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Sevilla, y es investigador de temas jacobeos y caminos, coautor de Guías del Camino y Redactor-Jefe de la Revista Pro Iter Agentibus. En su disertación hizo una detallada y completísima exposición sobre los orígenes de la “Vía de la Plata”, los debates que ha suscitado su recorrido histórico inicial, sus características, así como hizo una comparación entre hitos y monumentos importantes del clásico “Camino Francés” y sus paralelos en la “Vía de la Plata”. Fue una disertación muy amena y erudita, y mostró su alto conocimiento del mundo jacobeo. El público quedó encantado con la misma.

Tras un breve descanso, tomó la palabra el segundo conferenciante, Manuel Barea Patrón, miembro de la Asociación Gaditana Jacobea “Vía Augusta”, de Cádiz, y Profesor-Tutor de Antropología Social y Cultural en el Centro Asociado de la UNED en Cádiz. Además, ha recorrido diversos Caminos Jacobeos por nuestro país, y es Secretario de dicha Asociación. Su exposición tuvo como título “Peregrinaciones: una aproximación desde la Antropología”, y la completó con una referencia al “Camino Mozárabe” desarrollando aspectos históricos del origen y evolución del concepto “mozárabe”. La relación entre el concepto de peregrinar, en perspectiva universal, y conceptos antropológicos fue la novedad que aportó, y el público fue muy receptivo a esta visión, algo desconocida para muchos.

Con esta segunda charla se dio por finalizado el primer día de la Jornada. La asistencia media a ambas ha sido de unas 75 personas.

El sábado 15 la actividad se tornó eminentemente práctica. Con la suerte de un día pre-primaveral radiante, temperatura de 20º y cielo azul despejadísimo, a las nueve y cuarto de la mañana partían dos autobuses del Centro de la UNED en dirección a Castilblanco de los Arroyos. El año pasado, la actividad caminera fue un tramo de la segunda etapa de la “Vía de la Plata”, entre Guillena y Castilblanco de los Arroyos. En esta ocasión, ha sido el segundo tramo de la tercera etapa, entre el Parque de “El Berrocal” y Almadén de la Plata, en la Sierra Norte de Sevilla. Se trata de una zona que forma una continuidad natural entre la Sierra de Huelva (Aracena y Picos de Aroche) al oeste y las Sierras de Córdoba  al este, formando parte todas de las estribaciones sur de la cordillera que cierra la meseta por el sur, Sierra Morena.

A las 10:30 comenzó la actividad, en la que tomaron parte 81 personas, a la entrada al parque de “El Berrocal” que hay desde la carretera entre Castilblanco y Almadén (515 m).

El paisaje es de dehesa con importantes masas arbóreas de alcornoques (quercus suber) y encinas (quercus ilex), y ya en el segundo tramo pinos y eucaliptos, aunque estos últimos se están sustituyendo por la encina, especie más apropiada a este entorno ecológico. Hubo foto previa de todo el grupo de recuerdo.

La senda, muy bien señalizada en todos sus cruces con hitos de piedra, postes y flechas amarillas, es descendente al principio. Se pasa por la casa forestal La Morilla hasta alcanzarse el punto más bajo del recorrido (365 m), en un puente sobre un arroyo que baja de la Loma del Berrocal y que vierte sus aguas al río Viar, el cual a su vez se une al Guadalquivir en Cantillana. Estas sierras aparecen en los mapas como Sierra Bajosa, con alturas cercanas a los 500 m.

Desde dicho arroyo el camino comienza a ir subiendo poco a poco de forma cómoda y casi imperceptible. Aparecen la jara, el almoraduj, romero y demás vegetación mediterránea. Hay actividad forestal limpiando el monte de arboleda (pinos) y repoblación de encinas, sustituyendo al agresivo eucalipto, cuyas copas se distinguen en las cumbres alomadas de estas sierrecillas. Se pasa por las ruinas de lo que fue el poblado de El Berrocal, a nuestra izquierda, tras cruzar un arroyo, tomando la senda un giro al oeste.

Se hizo un descanso, antes de acometer la subida final al Mirador de Almadén. Momento para la convivencia y reposición de fuerzas antes de acometer la dura ascensión al Cerro de El Calvario, el punto más alto del recorrido (563 m). Buen ambiente y el personal encantado con el paisaje y la climatología.

En este punto se abandona la senda que traemos, la cual sigue de frente, y se toma una gran cancela a la izquierda, bien señalizada con flechas amarillas. Ahora se camina junto a un arroyuelo cuya superficie aparece tapizada de margaritas, con abundancia de renacuajos. Aparece una vacada e inmediatamente la subida al Cerro, cuyo mirador ya se ve arriba.

Aquí cada cual marcó su propio ritmo, pues la subida es muy pina, hasta que finalmente todo el grupo coronó con éxito la ascensión al mirador. Soberbias vistas hacia el sur: dehesas hacia Castilblanco y Sevilla. Foto grupal de recuerdo. Nos ha alcanzado un peregrino británico que va a pernoctar en Almadén, Mike, ya setentón, que camina solo, natural de Stratford-upon-Avon, veterano en estas lides jacobeas. Su humor inglés se refleja en su comentario cuando estábamos en el riachuelo conversando: No coffee shop (“Por aquí no hay cafetería, ¿no?”).

Descenso a Almadén de la Plata con parada antes en una cruz-mirador desde la que hay una bonita vista de esta blanca población. Se divisan las torres de la iglesia de Santa María de Gracia y la del Reloj, neomudéjar, que se asemeja a un alminar de Mezquita. El topónimo Almadén significa ‘la mina’, lo que da idea de la riqueza mineral de estos montes explotados ya desde época tartesia. Se sitúa a unos 450 msnm en la comarca natural de la Sierra Norte de Sevilla. Su población actual ronda los 1.500 habitantes y forma parte de la “Vía de la Plata”. La siguiente etapa de esta Vía lleva hasta El Real de la Jara, la última población sevillana antes de pasar a tierras extremeñas.

El recorrido total ha sido de unos 13,5 kms aproximadamente, y el grupo ha empleado algo menos de cuatro horas, a un ritmo cómodo y apacible.

La refacción-homenaje fue en el restaurante “El Molino”, donde la Asociación Gaditana Jacobea “Vía Augusta” había reservado para cincuenta comensales, aunque casi todo el mundo se quedó en dicho establecimiento y compartió el momento. Un apañado menú por 10 € apaciguó la sed y el apetito.

A las 16:30 los dos autobuses recogieron a los participantes y los devolvieron al Centro Asociado de la UNED, donde dieron por finalizadas estas II Jornadas Jacobeas.

Los comentarios generales han sido de total satisfacción por esta completa actividad y es unánime el deseo de los alumnos y participantes de que continúen estas iniciativas de Extensión Universitaria en el Centro, dado que hacen posible la convivencia del alumnado, cuya procedencia es muldistiplinar, de lo cual han tomado buena nota los organizadores, tanto por parte del Centro Asociado de la UNED, como de la Asociación colaboradora, “Vía Augusta” de Cádiz.

Manuel Barea Patrón

16 marzo 2014